bannerhead temas

Listado de temas

Acá dejo a tu disposición un listado de temas, el que espero incrementar Dios mediante. Deseo que te sean de gran bendición. No dudes en recomendar el artículo. además de dejar un comentario. Dios te guarde. LISTA DE TEMAS


El hombre de la mano seca

15. 12. 04
Visitas: 4459
W manoseca
Hay un pasaje en la biblia, que nos relata un hecho muy especial, aunque, debo decir, adolece de detalles; sin embargo, me parece que Dios estimó suficientes para que en lo que "falta" le demos toda la honra y gloria.
Dice en Lucas 6:6 "Aconteció también en otro día de reposo, que él entró en la sinagoga y enseñaba; y estaba allí un hombre que tenía seca la mano derecha".
La sinagoga, es un lugar de reunión de los judíos, en donde se reunían cada día de reposo para leer a Moisés (Hechos 15:21 "Porque Moisés desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique en las sinagogas, donde es leído cada día de reposo") y discutir asuntos doctrinales. No se debe confundir una sinagoga con el templo de Dios; podían haber varias de estas sinagogas en las ciudades importantes, en Mateo 4:23 dice que Jesús enseñaba en las sinagogas (plural).
El caso del hombre de la mano seca, es muy interesante, pues está enfocado a un hombre común, nadie en especial; no es un personaje "importante" en la comunidad, peor aún, es un hombre que a cada paso va "arrastrando su pecado", digo esto pensando en los propios judíos, quienes no dudan en buscar culpables cuando están frente a un ser humano "anormal"; los mismos discípulos ponen en cuestión la inocencia de un hombre que es ciego de nacimiento, Juan 9:2 "Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?, en el mismo libro de Juan 9:34, los fariseos dicen del ex-ciego "Tú naciste del todo en pecado", dejando claro que el pecado es el causante de su ceguera. No es grato el andar del hombre de la mano seca, que además de vivir a medias, golpeado por una terrible enfermedad, debe sufrir el ser juzgado por la sociedad; las Escrituras no nos dicen nada de su edad, su oficio, ni de su familia, si era casado y si tenía hijos. Indistintamente de lo que no nos dice la Palabra de Dios, podemos suponer que debe haber estado muy afectado anímicamente, cabizbajo, menoscabado, menospreciado; trabajando a media máquina, lo que nos indica que hay una merma en sus ingresos diarios para su sostén o de su familia; pero aun así, veo algo glorioso en él, el ánimo de estar presente el día de reposo en la sinagoga, a costas de su "pecado visible", el que no puede esconder. Hoy es un día memorable, él está presente, y también el dador de la vida, Jesús se ha dado cita en la sinagoga, está ahí para enseñar, y para algo más...
Los escribas y fariseos, tienen algo en mente y a Jesús entre ceja y ceja. Este Jesús ya había "transgredido" la ley de Dios cuando permitió a sus discípulos arrancar espigas y comer los granos, un día de reposo (Lucas 6:1); el caso del ciego de nacimiento relatado anteriormente (Juan 9:2) ocurrió un día de reposo, y aquí vamos de nuevo, también es día de reposo ¿Qué sucederá? Me imagino la tensión en el ambiente, creada por los que acechan al Cristo de Dios.
Lucas 6:7 "Y le acechaban los escribas y los fariseos, para ver si en el día de reposo lo sanaría, a fin de hallar de qué acusarle". Claramente a los escribas y a los fariseos les importa muy poco las enseñanzas del Señor, tienen otro interés, sorprender a Jesús haciendo sanidades y milagros en este día de descanso judío. El Señor Jesús vino con una misión a la tierra y aunque tenga oposición no dejará de cumplirla; conoce las intenciones de esto hombres "versados en la ley" y no tardará en darlas a conocer; Jesús en Lucas 6:8 "dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate, y ponte en medio", llegó el momento tan esperado, sólo que, debe levantarse y ponerse en medio de los asistente, todas las miradas están puestas en el "pecador", tal vez algunas compasivas y otras escrutadoras, es un miedo que debe vencer, él busca sanidad por lo tanto debe poner toda su confianza en el que le hizo estar de pie, comentarios seguramente habrán.
Jesús se dirige a los presentes Lucas 6:9 "Entonces Jesús les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿Salvar la vida, o quitarla?" Las preguntas son directas, ¿Los hipócritas, responderán? En Mateo, el escritor relata este hecho y amplía los dichos del Señor, Mateo 12:11-12 "Él les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo"; la respuesta a lo manifestado por el Señor, juzgo, es obvia; pero los religiosos son tozudos, les importan más sus reglas que las reglas del Creador. Ahora Jesús se dirige al sufriente pero esperanzado hombre de la mano seca, Lucas 6:10 "Extiende tu mano", sólo le bastó obedecer, y su mano, dice el mismo versículo, fue restaurada, a su estado anterior, ya tiene color, movilidad; ya puede saludar, abrazar, trabajar, bendecir, y glorificar al Dios de amor, porque lleva en él la obra más gloriosa hecha por el mismísimo Salvador del mundo. ¿Qué harán los fariseos con él ahora?
En el relato del hombre ciego de Juan 9:2, a los fariseos no les importó que este ciego de nacimiento pudiera ver, ellos estaban enfocados más bien, en que el milagro fue hecho un día de reposo, al pobre hombre le hicieron un verdadero interrogatorio, aún a sus propios padres, una y otra vez, para que dijera quién y cómo le había sanado; los fariseos tildaban al sanador de pecador, que no procedía de Dios porque no guardaba el día de reposo; el ahora, ex-ciego, defiende a su sanador, Juan 9:31, 33 "Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye... Si éste no viniera de Dios, nada podría hacer", su defensa en favor de Jesús, le valió ser expulsado de la sinagoga, cosa que ningún judío querría sufrir; los versículos 35 al 38 nos relatan que el ex-ciego conoció a Jesús personalmente, creyó que es el Hijo de Dios y además le adoró. Perdió el derecho de congregarse en la sinagoga, pero ganó algo mucho más glorioso, a Cristo, quién allanó su camino hacia la eternidad.
Era necesario dedicar un poco de tiempo al ciego del libro de Juan, para que consideremos lo que podría suceder con el hombre de la mano seca; los escribas y fariseos no estarán tranquilos, alguna sanción hallarán; sólo que ahora no preguntarán: "quién y cómo te sanó", porque ellos mismos fueron testigos oculares de lo acontecido. Su religiosidad no les permitirá aceptar lo innegable, y pudiera ser que el hombre de esta lección corra la misma suerte que el ciego, ser expulsado de la sinagoga; pero la congoja que en otro tiempo esa acción en su contra supone, hoy sería un día de júbilo, sufrirla por causa de Cristo. La felicidad y el gozo interior, será permanente en el ahora ex hombre de la mano seca.
Dios les guarde
Por Daniel Neveu Pedreros - Temuco, Chile
 
Adjuntos:
Descargar este archivo (El_hombre_de_la_mano_seca.pdf)El hombre de la mano seca[ ]98 kB

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar