bannerhead temas

Listado de temas

Acá dejo a tu disposición un listado de temas, el que espero incrementar Dios mediante. Deseo que te sean de gran bendición. No dudes en recomendar el artículo. además de dejar un comentario. Dios te guarde. LISTA DE TEMAS


Consejos para una buena relación comercial entre cristianos

16. 01. 30
Visitas: 1201
 
W F taller
 
Para el prestador de servicios
Creí muy necesario dar unos consejos a los hermanos que prestan servicios, por considerar que esto prácticamente no se enseña en las congregaciones, algunos prestadores actúan como más les conviene, ven sus propios intereses, lesionando en muchos casos la voluntad de Dios, esto traducido es, un mal trabajo, materiales deficientes, valor que raya en la usura, demora exagerada en la entrega, trato descortés e irrespetuoso, etc. Sepa el hermano prestador de servicios, que cualquiera sea su profesión, deberá tratar con personas, las que serán sus clientes, y conforme ellos le soliciten algún tipo de servicio, usted debe saber, que se le presentarán desde ideas brillantes (las que de seguro las copiará), hasta algunas ridículas y estúpidas; lo que no es motivo para que usted se burle o pierda los estribos. Déjeme ponerle un ejemplo: Un vendedor de zapatos sabe que va a tratar con un público difícil, y que tendrá que armarse de paciencia para recibir cada día un desfile de personas que se probarán zapatos y saldrán como si nada, dejando atrás al pobre y transpirado vendedor arreglando el desorden ocasionado por sus indecisos clientes, si eso le molesta, renuncie al trabajo y dedíquese a otra cosa. ¡Vamos a los tips!
1.- Si usted es un trabajador independiente y tiene un taller en cualquier rubro, además de tener buen carácter para atenderlo, puede darlo a conocer abiertamente a la hermandad, siempre habrá un hermano que requiera sus servicios; en lo posible confeccione un formulario donde se especifiquen los términos del trabajo a realizar, fecha de entrega y forma de pago; sea modesto en su presentación y no exagere de su capacidad de llevarla a cabo. Sea honesto.
2.- No ofrezca sus servicios dando a entender que puede ser consultado en cualquier horario y cualquier día, tenga en cuenta que muchos llamados pueden ser inoportunos, a la vez que alteran la paz familiar. Los trabajos de oficina deben ser tratados con seriedad en horarios de oficina, excepto casos que usted considere urgente. Tenga siempre presente que su atención debe estar centrada en su buena convivencia familiar y en su matrimonio, alterarlo puede traer graves consecuencias, además de minar su testimonio y desempeño en la iglesia.
3.- Evite ceder ante la presión del hermano-cliente de que su "pega" debe ser resuelta en el tiempo que él indique. Maneje usted su tiempo para resolver, y agréguele otro lapso por cualquier inconveniente de última hora. Sea responsable y cumpla su trabajo dentro de los plazos que usted se impuso.
4.- Si usted es independiente y se desempeña en un taller de tornería, mueblería, vulcanización, soldaduras, costuras, pastelería, etc. confeccione un catálogo de sus productos, cosa que el cliente no exija, ni más, ni menos, de lo que tuvo ante sus ojos; ante el requerimiento de una variación de un producto, hágale saber lo que eso implica, tal vez, cambio de materiales, precio y tiempo. Debe entender que el cliente no tiene por qué conocer su profesión, la asesoría que usted le brinde es fundamental. Cíñase al acuerdo del producto final.
5.- Jamás cambie el material, diseño u otra cosa acordada en forma unilateral, usted se debe a su cliente y él merece respeto; cualquier cambio que se requiera (no antojadizo) deberá ser consultado con el cliente; habiendo un nuevo acuerdo podrá llevarlo a cabo, sino, cíñase al pedido original.
6.- No use materiales defectuosos, como telas usadas dadas de baja, productos vencidos, fierros o latas severamente oxidados tapados con pintura (limitan su vida útil, se acostumbra en muchos talleres), maderas apolilladas o con termitas, etc. el único fin que persigue esta práctica, es abaratar costos y obviamente obtener más ganancias, no anteponga sus intereses monetarios ante su buen nombre; si persiste en ello, créame que muy pronto el respeto hacia su persona y testimonio quedarán por el suelo.
7.- Si sus cálculos no fueron certeros, asuma los costos, es su responsabilidad conocer todo lo que el trabajo involucra; dados los valores y habiendo acuerdo se cierra el trato, después de eso, el cliente no tiene por qué hacerse cargo de sus errores; véale el lado bueno, la triste experiencia le ayudará a ser más precavido en el futuro. Además de que no tendrá pérdidas, sólo tendrá menos ingresos, pero ganará en credibilidad, que es muy estimada. Honre su palabra.
8.- Cuando se le solicite el valor que tendrá el trabajo, no le dé vueltas y dígalo claramente, jamás use gestos "amigables" como queriendo decir "no se preocupe", "le voy a hacer precio", "soy baratero", "después le digo", etc. todo esto puede llevar a malos entendidos en que uno de los dos, sino los dos, se verán perjudicados. Nunca empiece un trabajo si esto no está aclarado.
9.- Jamás entregue un trabajo sin terminar, tenga cuidado en el acabado de la obra, ej. objeto limpio, barnizado, etiquetado, planchado, envasado, etc. Esto es muy valorado por el cliente.
10.- Tenga presente que da lo mismo que el trato sea con un cliente inconverso o un creyente, a los dos les va a hacer el mismo trabajo. El cliente inconverso espera que usted cumpla con lo convenido, y esto no es nada anormal, es justo; usted debe esmerarse en ello, porque, se supone, que además de realizar un buen trabajo, usted debe testificar con sus hechos que es un verdadero cristiano. 1Timoteo 3:7 "es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo" Todo cristiano, ya sea dirigente en la iglesia o no, debe tener buen testimonio de los de afuera, con mayor razón si es prestador de servicios.
En el caso de acordar un trabajo para un creyente, tenga presente que este le verá cada vez con la biblia bajo el brazo, tal vez predicar o realizar alguna labor en la iglesia, y se le hará muy pesado escucharlo si usted es un tipo irresponsable, él fácilmente podría vetarlo en su labor, lo que sería muy vergonzoso para usted.
11.- Por experiencia digo, que no son pocos los hermanos-maestros prestadores de servicios que abusan de sus hermanos-clientes, ya que aducen que, si estos son verdaderos cristianos están obligados a entenderlos y a aceptar el aplazamiento una y otra y otra vez de la entrega del trabajo, además de que se espera que el hermano-cliente debe sonreír cada vez que vea al maestro irresponsable y saludarlo afectuosamente, de otra forma, es un hermano airado, falto de humildad y que no tiene amor y no ha sabido perdonar. Que el cristiano deba tener estas cualidades, no significa que tenga que aceptar el abuso de un maestro irresponsable.
12.- Colosenses 3:23 "Todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres" Este pasaje está dirigido a esclavos, quienes estaban obligados a servir a sus amos, sin tener ningún pago por ello; el apóstol les exhorta que habiendo recibido a Cristo en sus corazones, ahora sirvan mejor a sus amos, y el servicio que presten sea diligente, de corazón, y sirvan como si lo hicieran para el Señor; uno que ama a Cristo no puede darle un mal servicio, lo hará con gozo y bien, y con responsabilidad.
En cuanto a prestar servicios remunerados, pienso que a diferencia de lo expuesto en el párrafo anterior, este no es un trabajo de esclavos, como para decir que está siendo obligado a hacer lo que no quiere, el prestador de servicios eligió libremente su profesión, además que libremente ofrece sus servicios con la finalidad de obtener recursos económicos para su sustento, así es que, es mi parecer, que con mayor razón debe realizar el trabajo prontamente, de corazón, con gozo y con responsabilidad, ¡COMO PARA EL SEÑOR!
13.- Palabras de reconocimiento. Hay muchos hermanos prestadores de servicios que bendicen a sus hermanos en algún proyecto sin remuneración alguna, acto que me parece glorioso y digno de destacar; si usted es uno de ellos, le sugiero, que su ayuda sea de acuerdo a sus posibilidades, aclarando los términos de su posible ayuda, no porque ayude en forma desinteresada, significa que va a avanzar en el trabajo cuando a usted se le dé la regalada gana, tenga por seguro, que habiendo empezado bien, luego caerá en descrédito y quedará como irresponsable, cuide su testimonio.
14.- Finalmente, muchos maestros de talleres son conocidos como mentirosos, que cuando no tienen el trabajo a tiempo, buscan las excusas más increíbles y dan repuestas "técnicas" vergonzosas y creen que las están haciendo de oro; generalmente el cliente sabe que le están mintiendo y guarda silencio, y le sigue la corriente; al parecer, éstos son un mal necesario. Amado hermano prestador de servicios, usted no caiga en bajezas. ¡Rompa el esquema!
Dios les Guarde
Por Daniel Neveu Pedreros – Temuco, Chile
Sitio web http://www.desdemiangulo.com/
Facebook - Cristianamente Hablando
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar